Medio Ambiente

 

 

RUTA DE SENDERISMO “RISCOS DE LOS YÉBENES”.


Transcurre por el extremo norte del extenso término municipal de Los Yébenes, recorriendo las partes más altas de la sierra en cuya ladera se encuentra la localidad. La proximidad del núcleo urbano a la sierra permite al senderista conocer, en un corto recorrido, tanto la importancia de esta elevación montañosa para la historia local, como su variado medio natural. Y todo ello disfrutando de excelentes vistas panorámicas de todo el valle del Algodor.

Características del sendero:
Longitud: 15,4 km
Altitud máxima: 1065 m
Dificultad: media
Tiempo estimado: 4 horas
Tipo de recorrido: circular
Época recomendable: otoño, invierno y primavera.

Esta ruta está incluida dentro del proyecto Senderos de Toledo ( www.senderosdetoledo.org), puesto en marcha por la Diputación para apoyar a las localidades en la creación de senderos señalizados y publicación de herramientas de documentación y divulgación, como complemento para el desarrollo local y la divulgación del patrimonio cultural, histórico y medioambiental en la provincia. Puede obtener toda la información pinchando en el siguiente link: http://www.senderosdetoledo.org/page15.html

Descargar FOLLETO :

LUGARES DE INTERÉS:

         Cañada Real de las Merinas: Emulando a los rebaños de ganado mesteño, el sendero permite recorrer un tramo de la cañada cuando esta atraviesa la sierra por la ladera sur hacia Ciudad Real

         Mirador del Valle del Algodor: El punto más elevado del recorrido, el pico Vedado (1069 metros), es un buen lugar para detenerse a otear el paisaje. Al sur se extiende por el amplio valle del río Algodor, afluente del Tajo, rodeado por los Montes de Toledo.

         La Chorrera y el Montón de Trigo: Las zonas más escarpadas e inaccesibles de la sierra resultaron idóneos para el establecimiento de pequeños poblados de la Edad del Bronce, aprovechando las posibilidades defensivas y de control del territorio y los pasos naturales.

         Molinos de viento: Los molinos de Los Yébenes se recortan sobre las lomas de la sierra, en una privilegiada atalaya conocida como la solana de Los Molinos. Dos de ellos, el Torrecilla y el Tío Zacarías están restaurados, destacando el último por contar con la maquinaria completa para moler.

         Mina de hierro y ermita de San Blas: San Blas, San Blas, patrón de la localidad, tiene su ermita del siglo XVI sobre un emblemático cerro donde, en los primeros días de febrero, se organiza una gran fiesta y romería. Muy cerca se puede visitar una antigua mina de hierra a cielo abierto de pequeña dimensiones, cuyo origen es hoy día desconocido aunque pudo ser explotada a principios del siglo XX.

 

ru1

 

foto amigos22

 

foto amigos6