¿Qué Ver?  Monumentos Civiles Torre de Azuqueca - La Torrecilla

 

 

Fortaleza árabe.

Conocida por todos como La Torrecilla, fue en tiempos antiguos centro de un caserío con el mismo nombre, junto a otros territorios vinculados a nuestra villa, como San Andrés, también en la margen derecha del Río Algodor. A muy corta distancia también se encuentra la fortaleza medieval, el castillo de las Guadalerzas.

De este poblamiento nos queda únicamente el topónimo y una torre en la crestería de la sierra, visible desde Los Yébenes, que ejercería como torre vigía de gran importancia para la defensa de los pasos de Yébenes y del propio Castillo de las Guadalerzas. Se levanta a pocos kilómetros al sureste sobre una pequeña elevación del terreno junto al Río Algodor y es una construcción de doce metros de altura de forma rectangular, de doce con cinco por nueve metros. Su superficie ocupa unos once m2.

En su interior pudo haber un sótano-almacén, con aljibe o pozo y una planta correspondiente al nivel de la entrada y un piso superior. Se conservan los huecos de las vigas que sostenían la techumbre. En el exterior se aprecia un nivel inferior de mampuesto y sillarejo y un segundo nivel con sillares en los ángulos, provisto de aspilleras y dos ventanas con arco de herradura de ladrillos, al que se llegaba por una escalera apoyada en una estructura de mampuesto, cuyos restos se mantiene.

Actualmente se entra a la planta inferior por un gran hueco, abierto probablemente muy posteriormente.

A su alrededor debió existir un muro ovalado, siguiendo los bordes de la pequeña elevación donde se ubica, que usaría la zona pantanosa que la rodea como defensa natural. Pudo ser muralla de un pequeño poblado, cuya defensa sería la torre. El enclave urbano debió existir en época de dominio musulmán, pues la parte inferior de la torre recuerda a construcciones semejantes de época califal. Más tarde sería abandonada al convertirse el territorio del Algodor en zona de conflicto.

Cuando esta zona se consolida como dominio cristiano y Consuegra se convierta en Cámara Prioral por los caballeros Hospitalarios de San Juan, se repararía la construcción antigua y se modificaría cuando se trocara en centro de una encomienda. Sus tierras se explotaron para pastos y agricultura, obteniéndose jugosos beneficios económicos. Se conservan restos de una construcción cristiana de influencia mudéjar, del siglo XIV, que sustituía a la construcción cristiana anterior, del siglo XIII y de restos árabes.

Azuqueca fue encomienda de la Orden de San Juan que ocupó una posición de importancia estratégica al controlar una porción entre el Camino de Consuegra y Toledo. Con la fundación de Yébenes perderá importancia y acabará integrada en la Encomienda de Yébenes de San Juan, según consta en la división de la Cámara Prioral de Consuegra, en el año 1504.

Auxiliaban a estas construcciones distintas atalayas, ya que su emplazamiento no permitía divisar y controlar un gran dominio del entorno por estar a una altura no muy elevada del terreno. Se conservan en nuestra villa los restos de una torre-atalaya, luego transformada en molinos de viento que controlaba la ruta hacia Toledo.

torre2 red

 

 

torre1 red